Los 10 Mejores Pedales Reverb [2019] – Guía de Compra

pedales-reverb

Los pedales reverb ocupan un lugar muy especial en la comunidad y en la escena musical en general. Es uno de los efectos más antiguos que se vienen utilizado en casi todos los géneros que se puedan imaginar.

Hoy vamos a mostrarte algunos de los mejores pedales con efecto reverb del mercado, que puedes comprar ahora mismo. Hemos elegido una gran variedad de modelos y precios, para asegurarnos de que cualquier persona pueda tener acceso a un buen pedal de reverb sin importar el presupuesto disponible. Y lo que es más importante, queremos aprovechar esta oportunidad para familiarizarte con el reverb como pedal de efecto de guitarra.

Top 10 Mejores Pedales Reverb

  • Digitech Polara Lexicon Reverbs Stereo Pedal

  • Mooer TVR1 Shimverb Pro Dual Digital Reverb Pedal

  • Boss FRV-1 Fender

  • TC Electronic HOF Mini

  • Zoom MS-70CDR MultiStomp Chorus/Delay/Reverb Pedal

  • Behringer DR600 Digital Reverb

  • Boss RV5 Digital

  • TC Electronic TonePrint Hall of Fame Reverb Signal Path Pedal

  • Behringer Reverb Machine RV600

  • Electro-Harmonix Cathedral Stereo

¿Qué es exactamente el pedal Reverb?

El reverb o reverberación es un efecto de sonido utilizado tanto en la música como en la ingeniería de audio, que añade una dimensión espacial más a la pista original. Para decirlo en términos más sencillos, una reverberación da la impresión de que el sonido se origina en una habitación grande. Usted está escuchando el sonido de la fuente pero también sus numerosas iteraciones a medida que rebota en las diferentes superficies. Los pedales reverb para guitarra ofrecen una simulación de este fenómeno.

Dicho esto, es importante hacer una distinción entre los pedales reverb y los pedales delay. Estos dos son a menudo una fuente de gran confusión. La reverberación es similar a un eco en el sentido de que se oye el sonido cuando rebota en una superficie. Sin embargo, la reverberación es bastante rápida y ocurre casi instantáneamente. El efecto eco, por otro lado, tarda mucho más en llegar al usuario. Una manera de entender la diferencia es gritar en una habitación más pequeña y luego salir y gritar en un cañón. Lo mismo ocurre con los retrasos del sonido. Si deseas obtener más información sobre los pedales delay, consulta nuestra guía dedicada aquí.

Breve historia del Reverb y sus orígenes

Aunque el sonido grabado se remonta a finales de 1870, el acceso generalizado a esta tecnología empieza a estar disponible unos 60 años más tarde. A medida que retrocedemos en el tiempo, llegando a la década de 1940, nos encontramos con el primer caso de reverb que se utiliza en grabación de música. Esta tendencia no tardó mucho en hacerse popular, extendiéndose por todo el mundo. Sin embargo, en aquel entonces no había pedales de efectos ni nada similar. Los dispositivos que tenemos hoy en día eran de ciencia ficción en el mejor de los casos. Los productores de la vieja escuela tuvieron que recurrir a otros medios para lograr el efecto de reverberación.

Uno de los primeros métodos exitosos fue grabar una pista como cualquier otra. Acto seguido, cogeríamos la grabación y la reproduciríamos a través de un altavoz que se encuentra en una habitación muy grande. La magia ocurre cuando pones un micrófono en algún lugar de esa habitación para grabar esencialmente el sonido de la grabación reproducida. De esta forma, al colocar ese altavoz en una habitación grande, has añadido una capa de reverberación natural.

Debido a la creciente popularidad de los pedales reverb, las compañías no tardaron mucho en descubrir cómo recrear el efecto en los primeros amplificadores de guitarra. ¿Has oído hablar del Spring Reverb o Plate Reverb? Aunque alomejor para ti tan sólo son etiquetas, por aquel entonces eran dispositivos analógicos reales incorporados en los amplificadores. No hace falta decir que hemos recorrido un largo camino desde el uso de complejos artilugios mecánicos hasta el día de hoy, que podemos conseguir este efecto de forma muy sencilla y asequible.

¿Qué lo hace tan atractivo?

Para responder a esta pregunta, todo lo que necesitas hacer es cerrar los ojos y concentrarse en lo que está sucediendo actualmente a tu alrededor. Casi todos los sonidos que oyes, tanto si estás en casa como en una calle concurrida, tienen alguna dosis de reverberación. En la naturaleza, el sonido se refleja en múltiples objetos y superficies a través de varias distancias. Tanto nuestros oídos como nuestros cerebros están acostumbrados a la reverberación de forma natural. Esa es una de las razones por las que incluso un efecto de reverb artificial tiende a hacer que una pista sea más agradable.

Naturalmente, todo se reduce a manipular el efecto para adaptarlo a la ocasión. Ya que podemos utilizar demasiada reverberación o no la suficiente y esto se notará mucho. Sin embargo, este es el tipo de cosas tendrás que resolver caso por caso. Dicho esto, te sorprendería la frecuencia con la que se utiliza el reverb en la música hoy en día. A algunos ingenieros de sonido y productores les gusta ser sutiles hasta el punto de que no notarás el reverb a menos que lo busque activamente. Otros tienden a utilizarlo exageradamente para expresarse.

¿Qué tipos de Reverb existen?

Cuando los primeros amplificadores con reverb incorporado llegaron al mercado, sólo había uno o dos tipos de pedales con este efecto para elegir. Hoy en día, las cosas son un poco diferentes. Dos de los tipos de pedales reverb más populares son el reverb plate (o de placa) y spring (o de muelles). El segundo es el original, mientras que el primero representa una evolución más avanzada.

Los pedales reverb de placas originales eran de naturaleza mecánica. Había una placa literal dentro del amplificador, que transformaba la señal de entrada en vibración. Entonces podrías poner una grabadora en algún lugar cerca de la placa, que registrara esas vibraciones. Hoy en día, tal artilugio parece relativamente arcaico, pero muchos todavía aman el sonido mecánico único que produce. Los pedales reverb de muelles utilizan un principio bastante similar, sólo que esta vez tienes un muelle o resorte en lugar de una placa. La gran ventaja que ofrece un pedal reverb de muelles es la reducción tanto del peso como del tamaño del pedal.

Los modelos más modernos de pedales reverb incluyen reverb de sala (estilo Hall) y todo tipo de emulaciones. Un pedal de reverb moderno, que a menudo es digital, se basa en varios algoritmos para emular diferentes espacios. Aún así, la mayoría de los guitarristas prefieren tener uno específico para cada efecto.

Pedales Reverb o integrados en el amplificador

Una de las preguntas más comunes que tienen los principiantes es ¿por qué molestarse en comprar un pedal reverb cuando la mayoría de los amplificadores modernos tienen una versión incorporada de este efecto? Para ser honesto, si tienes un amplificador a válvulas vintage con el efecto reverb de muelles incorporado, no hay realmente una buena razón para comprar un pedal. Sin embargo, la mayoría no hace esto. De hecho, lo que hace que los pedales reverb sean una solución mucho mejor en la mayoría de los casos es que se obtiene un nivel de calidad que se puede utilizar encima de un escenario.

Una vez que empieces a usar el pedal de reverb, no pasará mucho tiempo antes de que empieces a notar los diferentes matices de este efecto. Una buena parte de los pedales de reverb digital es que suenan demasiado estériles, mientras que algunos analógicos pueden tener un rango demasiado corto. Encontrar el modelo perfecto de pedal reverb es importante si te tomas en serio la calidad de sonido de tu guitarra. Los efectos de reverb integrados en los amplificadores de baja calidad pueden estar bien para la práctica en casa, pero poco más. Eso no quiere decir que sea negativo que existan este tipo de productos, si no que no deberías confiar en que ese reverb te ayude a mejorar. Además, un buen pedal reverb analógico es una compra única.

¿Cómo utilizar un Pedal Reverb?

El uso de un efecto de reverb es una forma de arte, tan cliché como suena. Cada uno tiene su propia forma de hacer las cosas, lo que es normal si se tiene en cuenta que las personas tienen gustos diferentes. Aún así, podemos resumirlo todo en varias reglas con las que la mayoría de la comunidad puede estar de acuerdo. La primera es que la moderación es tu mejor amiga.

Definitivamente querrás empezar despacio, con una señal casi completamente seca, y empezar a añadir algo de reverb poco a poco. Dependiendo del tipo de música que estés haciendo, ese sutil toque de reverberación puede ser todo lo que hace falta para conseguir que el punto se transmita y hacer que la pista suene más orgánica. Si quieres llevar las cosas un poco más lejos, grabar una pista completamente seca y luego mezclarla con la misma sección añadiendo reverb, puede producir algunos resultados bastante interesantes. Como probablemente ya habrás notado, la experimentación es la clave aquí. Lo más importante es empezar despacio.

Pedales reverb y cadenas de efectos

Otro consejo que te darán los guitarristas más experimentados es que mantengas los pedales reverb cerca del final de la cadena de efectos. La razón de esto es simple pero requiere una explicación más profunda. Imagina tu cadena de efectos como una cinta transportadora de helados. A medida que la señal sale de tu guitarra, es sólo un un poco de vainilla lisa que recibe otra capa de sabor a medida que tocas los diferentes pedales. La distorsión puede añadir un agradable glaseado de chocolate, luego tenemos la modulación, y así sucesivamente. Un pedal de reverb en este contexto sería el topping. No quieres introducir este efecto al principio ya que puede cambiar completamente la forma en la que se comportan los demás efectos que vienen después. Es como añadirle una chispa final, pero en su justa medida.

Este consejo general se aplica a todos los llamados efectos de tiempo. Cualquier pedal de efectos que interfiera con la sincronización de la señal debería estar en última posición. Si tuvieras que poner el reverb antes que la distorsión, que es a menudo uno de los primeros efectos de una cadena, esa distorsión se aplicaría tanto a la señal original como a todos los ecos del reverb. En otras palabras, te harías un lío. Naturalmente, esta no es una regla escrita en piedra. Siempre hay excepciones. Sin embargo, es mejor empezar con la reverberación al final ya que es la posición más neutral de todas.

Funciones de los Pedales Reverb

Los pedales reverb vienen con todo tipo de diseños diferentes. Aún así, algunos de los controles son prácticamente universales. La primera que nos gustaría mencionar es el control de mezcla de efectos dry/wet. Este control es lo que utiliza para mezclar la señal original y el efecto en sí. Cuando el controlador se gira hasta que se seca (dry), no habrá reverberación presente en la señal. A medida que se avanza hacia el otro lado (wet), la cantidad de reverb aumenta.

La siguiente controladora importante es usualmente etiquetada como tempo o velocidad. Define la longitud de los ecos de un reverb. Puedes hacerlos cortos o tenerlos por un tiempo bastante largo. El lado hacia el que te inclinarás más dependerá de la naturaleza y el ritmo de tu música. Los riffs más lentos y sutiles pueden manejar fácilmente tiempos de reverb largos, mientras que las secciones más rápidas suelen funcionar mejor con reverb cortos. Una vez más, la experimentación es la clave aquí.

Nuestra Conclusión

El reverb es uno de los efectos de guitarra más populares hoy en día. Es tan sutil, natural y valioso que fácilmente puede convertir una pista mediocre en algo más profundo. Los pedales que hemos enumerado anteriormente son sin ninguna duda, algunos de los mejores pedales reverb que se pueden conseguir en este momento. No todos son iguales, y cada uno ofrece su propia visión de la reverberación en general. Sin embargo, todos ellos te servirán más que bien para conseguir una buena reverberación. Por último, esperamos que esta guía te haya ayudado a aclarar algunos conceptos erróneos que pudieras tener en la cabeza sobre el reverb.

Si te ha gustado, ¡compártelo!
error: Contenido protegido por Copyright.