Los 10 Mejores Pedales de Volumen a Tener en Cuenta [2019] – Guía de Compra

pedales-volumen

Los pedales de la guitarra de volumen entran en la categoría de aquellos que no afectan al sonido de una manera extrema, pero sin embargo son esenciales y pueden hacer que el tono de tu guitarra se perciba mejor.

Si te preguntas qué hacen los pedales de volumen, podemos decir que su funcionalidad es bastante autoexplicativa: controlan el volumen de la guitarra. Cuando conectamos nuestra guitarra a uno de estos pedales de efectos, el volumen aumenta al pisarlo y disminuye al tirar de él hacia atrás. Así que en cierto modo, un pedal de volumen es un pedal de guitarra imprescindible si quieres tener un control total sobre el volumen de salida.

Por lo tanto, en esencia, es el usuario quien debe determinar si el dispositivo se utilizará para subir el volumen, bajarlo o ambas cosas.

Top 10 Mejores Pedales de Volumen

  • Boss FV-500H

  • Ernie Ball VP Jr.

  • Dunlop DVP4

  • Fender FVP-1

  • Electro Harmonix Expression Pedal

  • Quick Lok VP-2622

  • Boss FV-50H

  • Hotone Soul Press

  • Morley PLA Steve Vai Little Alligator

  • Mission VM-1

¿En qué debemos fijarnos al Comprar un Pedal de Volumen para Guitarra?

Es cierto que los pedales de volumen son mucho más sencillos que la mayoría de los demás pedales y efectos de guitarra, pero todavía hay algunas cosas que debemos tener en cuenta al comprar uno. En primer lugar, este es un pedal que probablemente pisarás más que el resto (excepto el pedal wah-wah), y esto requiere que tenga una mayor durabilidad y vida útil.

Afortunadamente, un gran número de pedales de volumen están construidos de forma robusta, pero también hay modelos más baratos con los que hay que tener más cuidado o nos arriesgamos a que este pedal sufra daños a largo plazo.

Otra cosa a tener en cuenta es si comprar un pedal mono o uno estéreo. Como suele ocurrir, los dispositivos mono (una entrada y una salida) son capaces de cubrir las necesidades de la mayoría de los músicos, pero los pedales estéreo (dos entradas y dos salidas) permiten insertar dos instrumentos en la mezcla por un lado y utilizar equipos estéreo por el otro.

Finalmente, piensa si necesitas un dispositivo sólo para el control de volumen o un pedal de expresión. La diferencia es que los pedales de volumen te permiten controlar sólo la fuerza de salida del instrumento, mientras que el pedal de expresión te permite conectar cualquier efecto al pedal y controlar su nivel.

¿Cómo Funciona un Pedal de Volumen Para Guitarra?

Ya tratamos esta cuestión en la introducción, pero también podríamos dedicarle un segmento aparte. La función básica de un pedal de volumen es controlar el volumen de salida de la guitarra. Además, se puede combinar con la función de expresión, permitiendo que el pedal controle el nivel de cualquier pedal de efecto deseado con el que lo conectes.

Por último, hay algunos modelos que también incluyen el efecto wah-wah en el propio pedal. Esto no es algo muy común, pero están ahí. Si esto te parece interesante, te recomendamos que eches un vistazo al pedal de Hotone Soul Press.

¿Cómo se Usa un Pedal de Volumen?

No hace falta decir que no existe una «mejor» forma de utilizar uno de estos dispositivos, pero sí una gran variedad de maneras hacerlo.

Una forma de usarlos es tirar del pedal hasta el final y preparar tus oídos. De esta manera, podrás subir el volumen siempre que lo necesites presionando el pedal y volviendo a su valor normal tirando de él hacia arriba. Como habrás adivinado, esto es genial para los solos de guitarra.

La segunda forma de usar este pedal es justo lo opuesto a la anterior – pisar el pedal y luego hacer los ajustes. De esta manera, podrás disminuir su potencia cuando lo necesites. Sin embargo, la mayor parte de los guitarristas prefieren la primera forma y luego sólo utilizan el botón de volumen o el control de su instrumento para disminuir la potencia cuando sea necesario.

Por último, puedes dejar el pedal en niveles medios y luego ajustarlo en cada momento. De esta forma,  podrás subir, bajar y aumentar o disminuir la fuerza del sonido. Es la forma más versátil, pero la parte más complicada es devolver el pedal a ese punto medio una vez que se quiere volver al valor original. Ahí es donde la primera característica del siguiente párrafo resulta muy útil. ¡Sigue leyendo!

Funciones útiles a tener en cuenta

Hay una ingeniosa función llamada volumen mínimo que resulta muy útil, ya que te permite ajustar la cantidad de volumen que se entregará cuando el pedal se ajuste al valor más bajo. En nuestra opinión, esto es básicamente lo que hay que tener en cuenta en cuanto a las características extra.

Por otra parte, tendríamos la capacidad de ajustar la flexibilidad del pedal, o cuánta fuerza se necesita hacer al pisar para ajustarlo. Esta opción te da una sensación personalizada y permite al músico obtener lo mejor de este dispositivo.

Por último, algunos pedales tienen un afinador de salida, que le permite conectar por separado un afinador y mantener el instrumento en forma durante los directos. No es una mala opción, pero no es necesaria.

¿Cuánto Cuesta un Pedal de Volumen de Buena Calidad?

La respuesta a esa pregunta depende en gran medida de la calidad que necesites conseguir. Pero para conseguir un pedal de volumen bueno, necesitas al menos 60€ a 70€. Si quieres un muy buen modelo, necesitarías gastarte unos 100€. Por último, estás buscando un pedal de volumen barato que simplemente haga su trabajo aunque no sea muy robusto, puedes comprar algún modelo por unos 30 euros.

Sin embargo, vas a comprar un pedal de volumen económico, te recomendamos encarecidamente que elijas uno de los dos modelos que hemos enumerado anteriormente: Yamaha FC7 o M-Audio EX-P. Hay un montón de basura barata por ahí – perdón por la expresión – y estos son los dos modelos de bajo coste que cumplen bastante bien.

¿Necesito Comprar Algún Accesorio?

En realidad, los pedales de volumen son el tipo de equipo musical menos exigente en cuanto a accesorios adicionales se refiere. La mayoría del resto de pedales requieren al menos una fuente de alimentación o baterías, pero dado que la mayoría de los pedales de volumen son herramientas pasivas, ni siquiera necesitan eso. Todo lo que necesitas es un cable extra, para que puedas conectar tu instrumento al pedal y luego el pedal a tu amplificador, y eso es todo. Rápido y sencillo, ¡tal y como nos gusta!

Pedal de Volumen Nuevo o de Segunda Mano

En general, normalmente preferimos comprar artículos nuevos. Es más seguro y normalmente tienes una mejor garantía. En cuanto a los pedales de volumen, definitivamente NO recomendamos comprar un pedal barato usado. Los modelos más baratos tienden a ser más propensos a sufrir daños, y no querrás comprar algo que al poco tiempo no puedas utilizar. Cuando se trata de modelos más caros, en realidad son lo suficientemente robustos como para soportar golpes y un trato no muy delicado y seguir siendo perfectamente usables incluso los de segunda mano.

Pero si vas a adentrarte en el mercado de segunda mano, te recomendamos que pidas ayuda a alguien que conozca bien este tipo de pedales de guitarra.

La Conclusión Final

Y esto nos lleva al final de nuestro viaje, amigos. Esperamos que hayas disfrutado este artículo, e incluso que haya encontrado el mejor pedal de volumen para ti. Si aún no estás convencido del modelo, te recomendamos que apuntes lo que necesitas, preferencias y presupuesto y que revises nuestras guías de compra y análisis un poco más a fondo hasta que consigas el pedal perfecto.

En nuestra opinión, cada uno de los pedales de volumen listados es digno de ser valorado, ya que todos ellos hacen un trabajo muy bueno en cada rango de precios.

¡Hasta la próxima!

Si te ha gustado, ¡compártelo!
error: Contenido protegido por Copyright.